Nuestros Horarios: Lu-Vie de 18,30 a 21,00

Patrimonio Vernáculo.

No es una palabra que utilicemos a menudo, pero sin embargo hablamos y utilizamos el concepto en torno a lo que representa, sobre todo cuando nos referimos a cultura.

Vernáculo: vine del latín “vernaculus” que significa, “modesto, indígena o nativo” que se acuña del término “esclavo nativo o nativo nacido en casa”.  Fundamentalmente se refiere a la identidad cotidiana y característica de una cultura en un tiempo y en un ambiente que determinaron esos detalles esenciales para entender la historia de las culturas.

Es una forma de definir los modos de vida y las formas de llevar las tradiciones que tienen las comunidades en torno a su hábitat. Pero además refleja la constante evolución humana ya que es también un proceso lineal en el que las comunidades se adaptan a los cambios necesarios respecto de los requerimientos a los que se ven sometidos, ya sea tanto ambiental como social.

La tradición, se ve amenazada en cualquier parte del mundo  por la homogeneización de la cultura y la arquitectura que nos propone el mundo moderno. Pero el problema puede y debe ser resuelto por las diferentes autoridades responsables, gobiernos y grupos multidisciplinares especialistas en que se conserve el patrimonio tangible e intangible,  que es testigo de una era distinta de la nuestra, pero no lejana. Debido a la constante amenaza y la globalización socioeconómica, el patrimonio vernáculo está en constante vulneración.

 La arquitectura vernácula se define como “edificio folclórico creciendo en respuesta a las necesidades reales, ajustado al entorno por personas que conocían mejor que nadie lo que encaja y con un sentimiento patrio”. Lloyld

Para reconocer una arquitectura vernácula debemos saber lo siguiente:

Debe ser testimonio de la buena adaptación al medio que tuvo una cultura, respecto de los materiales que utilizó y como construyó en ése espacio.

Debe utilizar y aprovechar los conocimientos adquiridos en la antigüedad para evolucionar con el tiempo su patrimonio histórico y cultural de su sociedad.

La transmisión de conocimiento de generación en generación debe ser empírica, para que resulte en una tradición.  Así se construye en base a las vivencias de las  antiguas generaciones y mejore la calidad de vida de las venideras.

 Las características estéticas y estructurales cambian de un lugar a otro y entre una y otra cultura. Pero sus características parten de la misma base.

Y por último, debemos tener presente el uso de materiales y recursos existentes que utilizan del entorno, para su propia protección respecto del clima que se habita.

Para hablar del concepto en forma más clara, podemos ejemplificar la arquitectura vernácula de la siguiente manera:  las casas que construían los pueblos originarios, con ramas que cubrían del frio con un fuego interior y un orificio en el techo que permitía la salida de humo de sus casas.  Si avanzamos en el tiempo las casas patronales construidas con adobe, permitía a las personas tener una habitación  fresca en verano y que retiene el calor en invierno, además de un patio interior característico de estas casonas coloniales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *